Comprueba el estado de un auto usado en estos 7 pasos

Comprueba el estado de un auto usado en estos 7 pasos

Imagina que estás buscando un auto usado en un portal de clasificados como PATIOTuerca y encuentras uno o varios modelos que se ajustan a tus necesidades y presupuesto y tienen un buen aspecto en las fotos. Lo siguiente será acordar con el vendedor una cita para ver el vehículo en persona.

Para acertar con la compra y no tener que lamentarlo después es importante escoger bien y no dejarnos llevar por precios demasiado atractivos. Recuerda que lo barato puede salirte muy caro.

Por ese motivo, antes de cerrar la compra de un auto usado, lo recomendable es que lleves el vehículo a un taller de confianza para que evalúe su estado mecánico, pero antes de eso tú también puedes hacer una revisión superficial, algo así como un primer ‘filtro’ antes de llevarlo al mecánico.

De esta forma podrás tener una idea aproximada del estado del vehículo y decidir si seguir adelante con el proceso de compra.

Para ello, te proponemos una sencilla revisión de 7 pasos.

1º Paso: Revisa que todos los documentos estén en regla

Antes de quedar para ver el auto pregunta al vendedor cuál es su dni y la placa del vehículo en cuestión. Con estos datos revisa si el auto tiene multas pendientes o una orden de captura en el SAT.

También puedes preguntarle si tiene todos sus mantenimientos al día y si cuenta con SOAT vigente. Un dato interesante que te puede dar una pista sobre el estado del vehículo es cuántos dueños ha tenido el vehículo. Lo ideal es que solo haya tenido uno.

2º Paso: Revisa la carrocería

Comprueba el estado de un auto usado en estos 7 pasos

Cuando quedes con el vendedor para ver el auto procura hacerlo siempre de día y en un lugar seguro y transitado para evitar peligros innecesarios. Si vas acompañado, mejor que mejor.

Una vez estés frente al auto revisa con detenimiento la carrocería. La luz solar es la mejor para apreciar cualquier desperfecto así que si el auto está dentro de un estacionamiento pide al dueño que lo lleve al exterior.

Fíjate que el color sea uniforme para comprobar que no ha sufrido un accidente y ha sido reparado, observa si tiene abolladuras o rayaduras. Presta especial atención al parachoques y a la trasera del vehículo, que son los puntos donde se suelen producir más percances. Observa también la unión de las piezas de la carrocería y comprueba que todas las puertas y la maletera abran y cierren sin problema.

Pregunta al vendedor si ha tenido algún choque y, en caso afirmativo, dónde lo reparó. Si lo hizo en el taller oficial tendrás más garantías.

3º Paso: Comprueba las ruedas

A continuación toca agacharse para revisar las ruedas. ¿En qué debes fijarte? Principalmente en que el desgaste sea uniforme, que no tengan cortes o abultamientos. Pregunta también cuándo fue la última vez que las cambió, si las ha rotado y si las cuatro son de la misma marca.

4º Paso: Abre el capó

Comprueba el estado de un auto usado en estos 7 pasos

Tras la revisión de carrocería y llantas abre el capó y observa el motor. Debes fijarte en su estado a simple vista (si está muy sucio, si tiene alguna zona oxidada, etc) y si existe algún tipo de fuga de líquidos.

En este momento puedes aprovechar para preguntarle qué marca de aceite utiliza, cada cuánto realiza mantenimientos, dónde los realiza y cuándo fue la última vez que cambió el aceite y los filtros. Un propietario minucioso habrá anotado los mantenimientos y acumulado las facturas de cada revisión. Este es un indicador inequívoco de que el auto ha sido bien cuidado.

5º Paso: Siéntate en el asiento del conductor

Si hasta aquí todo bien, procede a sentarte en el interior. El estado del interior dice mucho sobre si un conductor ha sido cuidadoso o no. Probablemente si no se ha preocupado por el estado de su auto por dentro, tampoco le habrá preocupado el mantenimiento de su mecánica.

¿En qué fijarse? Principalmente en el desgaste del volante, el estado de la tapicería, el techo y las alfombrillas. Comprueba también si los comandos y la palanca de cambios presentan un aspecto desgastado y si los asientos cambian sin problema de posición. Observa si se aprecian olores extraños (tanto delante como atrás y en la maletera).

Otro de los aspectos más importantes es el kilometraje. Ten en cuenta que normalmente un auto realiza entre 15 y 20 kilómetros al año. Multiplica esto por los años del vehículo y comprueba si coincide con los kilómetros que muestra el auto. Si son muchos menos de lo que calculaste y el auto tiene aspecto de haber sido usado bastante es posible que esté adulterado. Una pista que debe hacerte desconfiar es cuando algún número no está totalmente alineado con el resto.

Comprueba el estado de un auto usado en estos 7 pasos

6º Paso: Comprueba el sistema eléctrico

Arranca el auto y observa si se encienden todas las luces de testigo. Luego enciende una a una todas las luces; de posición, de carretera, intermitentes, marcha atrás, antinieblas, e incluso las internas del auto sin olvidar la de la guantera (en caso la tenga). Déjalas encendidas durante unos minutos y enciende también el aire acondicionado o sistema de calefacción y la radio.

Al hacer esto no solo estarás probando que funciona cada uno de los sistemas, sino también estarás probando el estado de la batería. Por último sube y baja las cuatro ventanas comprobado que funcionan correctamente.

7º Paso: Haz una prueba de manejo

Llegamos al último paso; la prueba de manejo. La sensación de manejo es esencial para comprobar si el auto está en buen estado. Te permitirá evaluar si hay vibraciones, sonidos extraños, si la dirección es suave y si las marchas engranan correctamente. Para ello conduce el vehículo a diferentes velocidades, trata de meter todas las marchas y experimenta la potencia del auto al acelerar.

Una buena prueba para saber si la dirección está bien es circulando por una carretera recta y soltando el volante mientras estás en movimiento a cierta velocidad. Si el auto tiende a dirigirse hacia derecha o izquierda, es señal de que algo no marcha bien.

Esperamos que estos consejos te hayan sido de ayuda para acertar con la compra de tu auto usado. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *