Lewis Hamilton se sale con la suya y gana en Bahréin

Lo que parecía un fin de semana sólo para Ferrari, el Gran Premio de Bahréin, segunda marcha del campeonato mundial de Fórmula 1 en 2019, terminó siendo otra vez un podio acaparado por Mercedes-Benz, pues el campeón reinante, Lewis Hamilton aprovechó el fallo en el monoplaza de Charles Leclerc a pocas vueltas del final para ganar en el trazado de Sakhir.

La casa alemana hizo el 1-2 pues el finlandés Valtteri Botas llegó en segundo lugar y con ello se mantiene como líder del campeonato apenas por un punto por delante de su coequipero.

Desde el primer día de práctica Ferrari dejó en claro sus intenciones de dominar el Gran Premio, pues entre Leclerc y Sebastian Vettel se repartieron los primeros puestos de los primeros ensayos.

Ya el sábado, el monegasco sorprendió a todos dominando la clasificación y adjudicándose la Pole Position para de paso convertirse en el segundo piloto más joven en largar en un Gran Premio de F1 desde la posición de privilegio con apenas 21 años, 5 meses y 14 días.

El domingo tan pronto se apagaron las luces en rojo, Leclerc sintió el embate de su compañero Sebastian Vettel quien de inmediato tomó la delantera en la primera vuelta, pero Leclerc, mediante un manejo preciso y audaz retomó la punta y así se mantuvo hasta el momento en que faltaban ocho vueltas para completar la carrera, pues el SF90 fue perdiendo potencia paulatinamente lo que en un par de giros hizo que la cómoda ventaja de Leclerc se esfumara.

Hamilton aprovechó esto y atacó sin miramientos la punta de la carrera y con facilidad pasó a Leclerc, quien en ese momento ya tenía a Bottas muy cerca de él, el finlandés también rebasó al volante de Ferrari y de no ser por la amplia ventaja que tenía respecto a Max Verstappen, se habría quedado sin podio. Sin embargo, tuvo los arrestos y la suerte de que el Safety Car rodara por la pista durante las últimas vueltas para conservar el tercer sitio.

Drama en Renault

Justo fue por problemas en los monoplazas del equipo francés, que el Safety Car saliera a pista al final de la prueba.

Tanto Nico Hulkenberg como Daniel Ricciardo quedaron fuera de la carrera casi simultáneamente cuando Renault ya saboreaba tomar el avión desde Bahréin con puntos en la bolsa y es que el monoplaza presentó fallas y a dos vueltas del final los motores simplemente dejaron de funcionar.

“Checo” suma

El piloto tapatío terminó el décimo sitio con lo que sumó su primera unidad en el campeonato.

“Creo que hicimos lo que teníamos que hacer: poner el coche donde no se podía. Al final tuvimos un poco de suerte con los retiros de los Renault; un poco de mala suerte también con el safety car, ya estaba muy cerca de Alex Albon para pasarlo y llegó el safety car, entonces ya no pudimos aprovechar nada.

“Este es nuestro peor circuito, espero que sea el peor del año y a partir de ahora empecemos a mejorar carrera a carrera y pronto estar más competitivos, porque estamos bastante lejos de estar donde deberíamos”, señaló el volante de Racing Point.

La próxima carrera tendrá un sabor especial pues será el Gran Premio de Fórmula 1 número 1,000 en la historia y será en 14 de abril.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*