El Mustang que manejara Steve McQueen renace y llega a México

17 de octubre de 1968. Las marquesinas de los cines en Estados Unidos anunciaban la cinta “Bullitt”, protagonizada por el legendario Steve McQueen y en ella hay una secuencia de casi 10 minutos de duración de la que para muchos, es la mejor persecución en la historia del cine. McQueen conducía a toda velocidad un Mustang GT Fastback de 1968 por las calles de San Francisco, California

Para el rodaje de “Bullitt” se utilizaron dos Mustang GT Fastback idénticos. Tras finalizar la filmación, ambos coches tomaron caminos separados: el vehículo conducido por McQueen fue vendido por Warner Bros a un comprador privado. El otro, utilizado en gran parte de los saltos, incluida la famosa escena de la persecución, fue enviado a un desguace.

 

Sean Kiernan, propietario del coche, lo heredó en 2014 de su difunto padre, Robert, que lo había comprado en 1974. Para cumplir con el sueño de su familia, Sean se puso en contacto con Ford y ambas partes trabajaron conjuntamente para presentar a esta auténtica estrella de cine junto con el nuevo Mustang Bullitt durante el pasado Autoshow de Detroit. Este Mustang Bullitt acaba de debutar en México.

Un Mustang muy especial

Este Ford Mustang Bullitt que rinde homenaje a ese mítico auto conducido por McQueen llega a nuestro país en una edición limitada a 150 ejemplares para el mercado mexicano y bajo el cofre encontramos un motor V8 de 5.0 Litros que entrega 480 caballos de potencia y está acoplado a una transmisión manual de seis velocidades.

Los detalles que hacen a este vehículo tan especial son varios comenzando por la pintura: Dark Highland Green, tono idéntico al que usara el Mustang de McQueen hace 50 años, pero no quedan ahí las sorpresas; los rines son de diseño exclusivo y tienen un acabado negro brillante que contrastan con los cálipers Brembo que se presentan en color rojo.

Al interior nos recibe una atmósfera muy similar al Mustang GT que ya conocemos, pero agrega detalles que lo hacen muy especial, comenzando por el pomo de la palanca que no es otra cosa que una bola de billar color blanco. El volante por ejemplo, monta el logo “Bullitt” en vez del icónico potro de Mustang y además encontramos detalles en verde para hacer juego con la estética exterior del vehículo.

Como comentamos, sólo 150 unidades de este Ford Mustang Bullitt llegarán a México y se ofrecerá en versión única con un precio de 915,000 pesos.

Sin duda un auto de película.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*