Estos son los daños que los baches causan a tu coche

La temporada de lluvias está a pleno y con ello la generación de esos incomodos hoyos que ponen en riesgo tanto a los coches como a sus conductores: los baches, los cuales pueden ser muy peligrosos si no se detectan a tiempo y se pasa sobre ellos adecuadamente lo cual puede generar grandes daños en el auto.

Caer en un bache, sin importar su tamaño o profundidad puede tener repercusiones negativas en tu auto, que van desde daños en la suspensión o la pintura, hasta serias averías en la carrocería y ni qué decir en los neumáticos.

Más en nuestro Blog: ¿Hacía dónde va la industria automotriz?

¿Qué le puede pasar a tu coche debido a baches?

Dependiendo del daño, en muchas ocasiones tendrás que afrontar el desembolso de fuertes cantidades de dinero para reparar el coche, así que no quieres ser la víctima de los molestos baches, aquí conocerás los principales daños o problemas que causan en un vehículo:

• Daños a la suspensión y dirección de la unidad
• Variaciones en el ralentí
• Golpes en el muelle
• Debilidad en los rodamientos
• Golpes en la parte baja del motor
• Gasto y malformaciones en los neumáticos y rines
• Rajaduras del escape
• Rayones en la carrocería.

En la temporada de lluvia, los caminos se ven más afectados y casi como por arte de magia aparecen baches que se convierten en trampas mortales para los neumáticos.

Más en nuestro Blog: Mira todas las presentaciones del Autoshow de Frankfurt

Consejos

Ya conociste los daños; ahora mira estos consejos que debes tomar en cuenta a la hora de manejar para no caer en esos terribles agujeros:

No conduzcas sobre charcos

Evítalo a toda costa, ya que en muchas ocasiones en ellos se esconden baches que pueden ser muy peligrosos. Sabemos que a veces nos genera cierto placer levantar olas de agua con las llantas pero hacerlo no es muy recomendable que digamos.

Reduce la velocidad

Aunque no esté lloviendo mientras conduces, si ves que el asfalto por donde transitas es irregular trata de reducir la velocidad y mantén la vista al frente para que en caso de ver un bache puedas maniobrar con anticipación. Recuerda “el que cae primero, le avisa a los de atrás”.

¿Ya caíste?

Si ya no pudiste evitar esquivar un bache, no frenes bajo ninguna circunstancia, pues esta acción podría dañar más la suspensión de tu auto. Lo más recomendable es acelerar un poco y tratar de pasar el bache lo más rápido posible.

Vigila constantemente tus llantas

Sea cual sea el tipo de terreno que acostumbres a recorrer, vigila periódicamente el estado de tus neumáticos y revisa que estén con el aire y la presión adecuadas. Una llanta en mal estado frente a un bache es casi una batalla perdida para el neumático.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*