7 cosas que harán segura la compra de tu auto usado

Tips compra segura coche 1

Un auto es una inversión y, como toda apuesta que hacemos, tenemos que estar muy seguros de lo que estamos haciendo. Cuando se trata de un auto nuevo la cosa es un poco más simple: Escoger el modelo que te gusta, que cumpla con tus necesidades y presupuesto. Cuando lo que buscamos es un auto usado, la cosa se puede complicar un poco más.

Comprar un auto usado tiene muchas más variables que comprar uno nuevo, ojo que eso no significa que sea una peor desición. De hecho, si sabes escoger y verificar todo lo necesario en el auto usado que buscas, puedes conseguir un mejor trato que comprando uno nuevo. Es por eso que, al comprar un auto de segunda mano, debes tomar en cuenta los siguientes pasos para que tu compra sea la más segura y confiable:

Que lo vea un profesional

Si estás decidido, haz que tu mecánico de confianza revise motor, soldaduras, chasis, etc de tu futuro auto nuevo.

Negocia

Todo auto usado es negociable. No abuses de la situación del vendedor pero tampoco salgas con un trato que no te convence del todo.

Papeles

Cuando la operación esté concretada en palabra, es muy importante reclamar todos los papeles legales y actualizados del auto. Revisa en internet que no tenga multas ni contravenciones pendientes y no olvides matricularlo a tu nombre en el siguiente curso.

Escoge el modelo

Antes de lanzarte en la aventura, decide exactamente el tipo de auto que estás buscando. Para un usado, recomendamos que sea un vehículo de fácil comercialización y de una marca fuerte en país. Así cuando tú quieras venderlo tampoco será un dolor de cabeza. 

Visítalo en el día

Aunque no lo creas, examinar un carro en la noche significa un fuerte riesgo. La oscuridad puede esconder abolladuras o detalles que los veríamos perfectamente en el día. Aprovecha esa visita para preguntar todo al dueño: choques, razones de venta, dueños pasados, etc.

Prueba el auto

Si para comprar un nuevo te ofrecen un test drive, para un usado la cuestión no cambia. Cada ruido o sensación que percibes es de gran importancia para tu decisión. Sigue los siguientes pasos:

  • Apaga el radio para escuchar los sonidos que emite el auto, así probarás inclusive la suspensión del auto.
  • El cambio de marcha debe ser suave y uniforme.
  • La dirección debe estar precisa sin culebreos a ningún lado.
  • Prueba el embrague en una subida. Si la velocidad del motor aumenta, pero el auto no avanza más rápido, el disco está gastado.
  • El pedal de freno no debe ir a fondo ni emitir ruidos. Ojo con la tensión en el freno de manos.
  • El motor debe funcionar sin ruidos o parajes extraños.
  • Maneja a diferentes velocidades en diferentes terrenos.

Atención en los detalles

Llantas sin grietas ni desgaste excesivo.

Carrocería sin cambios de color (esto delata golpes). Ojo también con el desgaste y rayones.

Siempre faros originales.

Parachoques (delantero y trasero), fijo en su lugar y en buen estado.

Nada de humo negro ni azulado saliendo de los tubos de escape.

Revisa el interior: cinturones, pedales, techo, alfombra y tapicería.

Los kilómetros promedio de un vehículo es entre 10 y 20 km al año. Revisa su recorrido y haz cuentas para su uso.

PLUS

El paso final en nuestra guía es tal vez el más importante, asegura tu inversión. Después del ahorro y la búsqueda que significó este auto, la mejor decisión que puedes tomar es asegurarlo para poder disfrutar y manejar tranquilo y sin preocupaciones. Motorfy te ofrece diferentes opciones para asegurar tu auto. Conoce más aquí. 

Entérate de todo lo que pasa en el mundo de los autos: Suscríbete al boletín

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*