Tener un carro es uno de los deseos que la mayoría de nosotros añoramos. En un país como Ecuador y en sus ciudades grandes (Quito, Guayaquil y Cuenca) se ha hecho indispensable el uso del automóvil, por eso, este es uno de los objetos de deseo por excelencia, sinónimo de prosperidad y bonanza económica. Cuando finalmente lo conseguimos, perderlo se convierte en nuestro mayor miedo y lo cuidamos como un miembro más de la familia.  Alrededor de objetos tan preciados como un carro, existe una mística de creencias, cábalas, ritos e inclusive ceremonias para que nuestra experiencia con este sea la mejor.

CábalasSi no tienes un auto todavía, tal vez seguir esta pequeña cábala de año nuevo te sirva. A medianoche agarra un símbolo del objeto que más anhelas en tu mano derecho (un coche, una casa, etc.) Visualízate en él, piensa en él, imagina cómo cambiará  tu vida cuando este objeto llegue, pídelo con fe.

Si el deseo de tu mente fue lo suficientemente poderoso ya deberías tener tu carro. Ahora, es momento de nuevas cábalas, las cábalas para cuidar lo que ya tienes. En nuestro país no es raro escuchar que alguien fue a “bendecir” su auto nuevo en una ceremonia muy parecida a un bautizo donde el protagonista no es un niño pero sí un automóvil cero kilómetros que espera ser bañado con suerte para empezar la aventura con su dueño.

Existen otras cábalas como lavar las llantas con nada más y nada menos que vinagre para espantar hechizos y que la mala suerte no toque el asfalto cuando estemos al volante. Otra cábala que se escucha en el país es la de siempre echar perfume en el auto ¿Para qué? Según sus devotos, el perfume saca toda la mala vibra y atrae a gente agradable a tu carro. De paso, tener un auto con buen olor siempre es algo que deberías considerar aunque no creas en ninguna cábala.

Receta de una poderosa cábala

Si los rituales anteriores te parecieron un poco amateur, ponle atención a este. Una poderosa cábala para tener un automóvil más seguro:

Ingredientes:

  • Una persona de confianza
  • Balde de agua con unas gotas de vinagre
  • Recipiente con arroz (crudo)
  • Agua bendita
  • Un coco
  • Dos limones

Preparación:

  • Que la persona de confianza te entregue las llaves de tu auto en la mano
  • ponles agua bendita y frotalas en tus manos tres veces
  • Lava tu auto de manera muy minuciosa con su shampoo y un par de gotas de vinagre en los baldes de agua que utilices. Seca bien tu auto
  • Esparce arroz por todo el capot del coche
  • Rompe el coco y moja las llantas delanteras con su agua
  • Parte los dos limones en mitades y pon cada una frente a una llanta (la idea es pisarlos cuando arranques)

¿Fácil no? Con un poquito de superstición puedes tener un carro más seguro o un auto nuevo en primer lugar. Las cábalas y ritos son sintomáticos de la sociedad donde vivimos y creerlos o no están igual de bien. A final de cuentas, pensar un poquito en el azar nunca está de más.

Mucha suerte y ¡Feliz 2016!